IDIOMAS


Conocer un idioma diferente al habla materna, trae como beneficio no sólo el desarrollo profesional, sino también el ejercicio de la mente, el conocimiento de nuevas culturas, visualizar nuevas sociedades y está comprobado que las personas bilingües son más felices y se encuentran más motivados a conseguir nuevas metas.